Me piden que escriba de los rincones
De uno de los pueblos más bonitos
Id a verlo.

Que recree sus vistas de abanto desde el balcón,
Impresionantes sobre la sierra de Grazalema y de las Nieves
Id a verlo.

Que evoque el espectacular tajo de caliza
Que divide la blancura de sus casas
Id a verlo.

Y como las vuelve a unir un hermoso puente
Y los balcones y patios de jazmines en primavera
Id a verlo.

Que os describa la peculiar plaza de toros
Petrificada de lances épicos
Id a verlo.

Como poeta conmovido por su belleza
Puedo animaros a visitarla
Con una metáfora alba
En lo más alto del barranco ocre
Cual nido de águila.

Puedo nombrar a los muladíes,
Cristianos conversos
Para que no les echaran de su preciosa villa
Que se rebelaron contra el Islam
Porque es imposible mentirnos toda la vida.

Puedo recordar a mi padre
Que se curó en el 46 de una tuberculosis
En el “Sanatorio de Oficiales” y su céfiro yerto
Que he novelado,
Como un alegato contra la guerra.

Acepto, por homenajear a una rondeña

Hermosa también en la senescencia,
De la Andalucía más serrana
Vertiginosa, verde y clara
Como los dos esmaltes entre sus pestañas,
Venid a conocerla.

Ricardo Ruiz de la Sierra

Poema original publicado en el diario digital Cosas de un Pueblo: Ronda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.