Hiela en España

Y se congela en los altos llanos

Entre Molina y Aragón,

Azota la ventisca los tejados

Qué se cubren con guirnaldas albas

Y juegan en las cunetas a cerrarte el paso.

Chimeneas agotadas

Puertas a cal y canto

Inmóviles buitres en el cielo

Ateridos los páramos

Escapó la gente tierna como gritaba Serrat

A llorar mejor frente a la mar.

Celtíberas rudas y soldados romanos

Araron esta tierra yerta en enero

Donde apenas se cava la tumba

Y quemaron sus robles y encinas

En la besana y el hogar

Para hacerla más humana.

Los beréberes y muladíes embellecieron los castros

Cocieron los ladrillos y azulejos

Con la caliza arrebolada de la sierra

Pavimentaron las calles antiguas

Y cimentaron las casas de sillares,

La arcilla y el rodeno rojo

Para fachadas y escudos señoriales.

Corta el aire la piel cual guadaña

El aliento se convierte en cencellada

En las aceras y las plazas desiertas

Resuenan los ecos de los veraneantes

De las llamadas a la oración o a la misa

Donde languidecen torres mudéjares y catedrales.

El guadalaviar sigue impertérrito

Su camino hacia el Mediterráneo

Entre la cárcava y la muralla

Que protegió a veces de las razias

Para arrebatarse la comida y la vida

Los moros y los cristianos.

La sierra siempre prefirió los mares

Y el agua gélida de las fuentes

Por el Tajo también manda al atlántico,

Los senderos montaraces

Dejó para ciervos y Jabalíes

Lobos y hombres silvestres,

Las cumbres para los retorcidos negrales

Para los turistas incautos las pistas forestales

Que sin cadenas impiden el paso.

Las mismas estrellas solitarias

Distintos penares celan

Que se ahogan en el molino de cerveza

Para cebadillas heroicas antes

Entre los terrones pardos.

Los inviernos son más cálidos

Por los braseros de gasoil

En los hostales y los coches

Pero, el corazón se encoge

No ya por el frío sino

Por el dolor de estos despoblados

Esparcidos en los montes o en los llanos

Cual piedras preciosas que perdió…

El progreso en su huida precipitada.

Ricardo Ruiz de la Sierra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.